Seleccionar página

Recuerda que somos Cerrajeros
Muchas son las veces que se olvida la llave, sobre todo si se sale con prisas o se está estresado, o el viento la cierra sin querer, quedándose afuera de la casa y sin poder abrirla.
Cuesta mucho llamar a un cerrajero y también que la mayoría de las veces, no se tiene un teléfono cerca o todo ha quedado dentro de la casa y los vecinos no se encuentran en sus casas, justamente. Y es que a veces se levantan con el pie izquierdo y todo sale mal.
En todo momento hay que conservar la calma y ser paciente. Si de casualidad se tiene un gancho de cabello, de esos para hacer moños espectaculares, se puede lograr abrir una puerta, siempre y cuando no tenga el seguro puesto.
Pasos a seguir
Primeramente, lo que se tiene que hacer es conseguir el gancho.
Introducir el gancho por la parte más ancha, es decir, la cabeza y asegurarlo dentro de la cerradura. Se debe hacer de rodillas y con un pañito para que el gancho no rompa la piel con las paticas de abajo.
Halar con firmeza hacia abajo y colocar el oído pegado a la cerradura para escuchar donde cae el pestillo.
Mover el gancho de manera que mueva donde va la llave y se pueda abrir con facilidad.
Al escuchar el clip del seguro, mover con firmeza el gancho para que haga fuerza y se pueda abrir con facilidad la cerradura.
Recomendación.
Es bueno colocar llaves de repuestos en sitios estratégicos donde se pueda ubicar en casos de emergencia y tener cuidado que sólo una persona sepa dónde se encuentra, por cuestiones de seguridad y que sea el sitio menos visible e impensable, que brinde cierta seguridad a la hora de tener este tipo de accidentes.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies