Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
Como dice el refrán, para poder vivir la vida, se hace necesario saber un poco de cada cosa, es decir, es necesario saber lo más que se pueda acerca de la mayor cantidad de temas.
Sobre todo si eres una persona que tiene una familia, se hace más necesario sin lugar a dudas que sepas reparaciones, modificaciones, arreglos, etc.
Una de las cosas que se hace obligatorias por saber es lo que se refiere a la instalación de una persiana, que de verdad, es más fácil de lo que crees, y tomando los consejos que te daré, no vas a necesitar acudir a ningún experto.
El primer paso consiste en adquirir la persona, debes ir a una tienda de artículos para el hogar o alguna ferretería, y comprar la persiana que se ajuste a la ventana como tal, o una que sea en medidas un poco más grande, en este caso será necesaria que la cortes.
El paso siguiente consiste hacer una línea en donde se marque el nivel, esto se hace sosteniendo la persiana en el lugar donde vayas a instalarla. Solicítale a un tercero más para que te ayude a constatar si se ha posicionado de forma correcta, ya que tú te encuentres sosteniendo y allí no tendrás una visual idónea.
Realiza la marca en el punto exacto en donde vas a poner la persiana, la distancia ideal son unos 5 cm encima de la ventana.
El acto que sigue es instalar los soportes. Debes verificar directamente que cada uno de los soportes este posicionado en el lado correcto, debido a que usualmente cada lado es desigual, sobre todo una parte que es la que trae la cuerda para manejar la persiana.
Para que te asegures de saber cuál es el lado correcto, debes detenidamente leer las instrucciones que van a ver al comprar la persiana.
Prosigue a ajustar la persiana. Si cuentas con un toque de suerte, la persiana debe encajar con facilidad y de la manera correcta, por el contrario si la persiana que has adquirido es muy larga, o por su parte muy ancha, debes cortar el ruedo hasta que consideres que está en el punto idóneo.
Sigue a medir los soportes, y luego debes restarle exactamente la cantidad a la cual deben estar puestos de acuerdo a las instrucciones de la persiana.
Desenrolla por completo la persiana, y continúa marcando y cortando el ruego, así como la parte de metal o madera que se pone en la parte inferior, utilizando un cuchillo o sierra.
Debes acto seguido colocar todos los tapones, así como el sistema de control de extremos del ruedo. Lo importante en este punto es asegurar que te encuentres en el lado correcto, para colocar la persiana en los debidos soportes.
Finaliza la instalación poniendo la persiana en el lugar que corresponde, y verifica si en efecto quedo de forma recta y la distancia sea la acordada. Enrolla, y estira la persiana de arriba hacia abajo para que te asegures que el cordón y el sistema de control trabajen de forma correcta.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies